Alimentos y Bebidas
Leave a comment

Manzanas en Sierra Lago, cosecha y preparación

Manzanas en Sierra Lago, cosecha y preparación

Una actividad de temporada que te puede gustar cuando nos visitas es nuestra clase de conserva de frutas al estilo tradicional, impartida por nuestro chef, en una encantadora demostración.

Cada año Sierra Lago disfruta de una abundante cosecha de manzanas y duraznos, entre otras frutas, y las puedes encontrar en el menú en sus diferentes presentaciones. El exceso de frutas que cuelga de nuestros árboles se conserva en mermeladas, compotas y el delicioso postre clásico mexicano llamado ate. El ate es como una gelatina endurecida, y está disponible en nuestro menú durante todo el año; habitualmente se sirve con queso y es un manjar exquisito.

Preparar conservas caseras es una manera fácil y sana de consumir frutas fuera de temporada. Las conservas hechas en casa mantienen muchas de las vitaminas, proteínas y nutrientes de los alimentos, pues los jugos de la cocción conservan las sales minerales de frutas y verduras.

Hoy queremos compartir contigo los puntos básicos de cómo hacer manzanas en almíbar. Es menos complicado de lo que piensas. Sigue cuidadosamente las instrucciones.

La fruta debe estar en buen estado, sin golpes ni muy madura. Si podemos elegir, casi es mejor que le falte un toque de madurez, ya que será sometida a un líquido caliente con azúcar y luego esterilizada con calor. Una fruta muy madura sufre más el proceso y puede quedar algo «tocada».

Los tarros o botes que utilicemos tienen que estar limpios. Para ello, los desinfectaremos antes, hirviendo tanto botes como tapas durante 5 minutos a 100ºC. La fruta también debe estar limpia y esterilizada. Para conseguirlo, la herviremos durante un mínimo de 5 minutos a 100ºC. La fruta se cocinará dentro del bote de conserva, que es donde elaboraremos la fruta en almíbar. Cuando termina la cocción hay que dejar enfriar los tarros en la olla. Una vez fríos, se comprueba que estén cerrados herméticamente.

No llenar los tarros hasta arriba. Dejaremos unos 2 centímetros sin llenar, para que luego la presión no los haga estallar. Una vez elaborada la conserva, la guardaremos en un lugar seco, alejado de la luz y a temperatura fresca y constante (de ser posible a 18ºC).

Algunas frutas se pueden hacer con o sin hueso, depende del gusto de cada uno y la utilización que le queramos dar.

Antes de almacenarlos, hay que etiquetarlos con la fecha de elaboración. Se deben consumir antes de un año.

A continuación te compartimos una opción para realizar tus propias conservas en casa:

Manzanas en Almíbar

Ingredientes:

  • 4 manzanas verdes ácidas
  • 1/2 kg azúcar
  • 1/2 l agua
  • Jugo de un limón
  • Una caña de canela
  • Un clavo de olor

 Elaboración:

Lavar las manzanas, pelarlas, retirarles las semillas y cortarlas en cuatro, poner las semillas y piel en un atadito de tela y pintar los trozos de manzanas con el jugo de limón para que no se oxiden y se oscurezcan.

Hervir el agua con el atado, el jugo de limón restante, el azúcar y las especias durante 5 minutos, agregar los trozos de manzana y continuar el hervor hasta que la fruta esté tierna teniendo mucho cuidado que no se deshaga.

Dejar enfriar, quitar el atado y envasar las manzanas con sus especias en el frasco esterilizado.

Cerrar bien y esterilizar.

Deja una respuesta