Boletín
Leave a comment

Ven a Conocer la Ruta del Peregrino

Ven a Conocer la Ruta del Peregrino

Una tradición mágica cerca de Sierra Lago

La Ruta del Peregrino es un camino con más de 200 años de tradición que recorre algunos municipios del estado de Jalisco. El trayecto más conocido es el que inicia en Ameca y atraviesa montañas de la Sierra Madre Occidental para finalizar en Talpa de Allende (ver mapa), específicamente en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario. Su longitud es de 117 kilómetros y es recorrido por alrededor de ¡3 millones de personas! al año, particularmente en Semana Santa.

Talpa de Allende

Peregrinos

A las personas que recorren todo el trayecto caminando o usando medios de transporte se les conoce como peregrinos o romeros. La tradición es recorrer el camino a pie, aunque hay muchos peregrinos que acostumbran recorrerlo en bicicleta. El propósito de los peregrinos es visitar a la Virgen del Rosario en el mes de marzo, especialmente en la fiesta de San José, entre el 11 y 19 de marzo, y en Semana Santa. Algunos peregrinos recorren esta ruta en cualquier fecha del año.

Los peregrinos recorren largos trayectos, tanto planos como sinuosos, tanto de día como de noche. Caminan ligeros, parando en las estaciones para abastecerse de agua y comida. Algunos de ellos cargan mochila, bolsa de dormir, lámpara… y utilizan bastones de madera, conocidos como “burritas”.

Mirador Talpa de Allende

Los caminos son de tierra y algunos tramos son recorridos por los costados de la carretera. Al recorrer el camino a pie, se tiene una oportunidad de contacto directo con la naturaleza y se pueden apreciar diversos ecosistemas, desde los terrenos de vegetación baja, con cañaverales y maizales, junto con predios ganaderos, ríos y arroyos en algunos casos con agua limpia; hasta diversas comunidades, desde ranchos pequeños hasta algunas de mayor tamaño. En ciertos tramos es posible el contacto con bosques de robles y pinos, sobre todo en las tierras altas.

El camino también es motivo de contacto con la gastronomía regional, con sus bebidas y guisos caseros (como los llamados “pajaretes” a base de leche cruda recién salida de las vacas, el atole blanco de masa y las salsas martajadas), así como cecina, quesos y otros derivados lácteos que conservan el sabor tradicional por la leche entera con que se hacen.

Los municipios de la región se organizan para ofrecer servicios de apoyo. Existen operativos viales, vigilancia de policías, puestos de atención de la Cruz Roja, así como puestos de alimentos y bebidas. A lo largo del recorrido hay botes de basura, baños públicos e incluso alojamiento para descansar.

En los puestos se ofrece agua natural, refrescos, bebidas energizantes, jugos naturales, agua de coco, agua de arrayán, agua de limón con chía. Ofrecen también alimentos acompañados de tortillas calientes hechas a mano, platillos especiales en días de vigilia como tortas de camarón y chiles rellenos.

Problemas actuales

La basura en la ruta del peregrino es un tema delicado, debido a que la afluencia de personas por estos caminos genera muchos desechos orgánicos e inorgánicos, de igual manera las obras arquitectónicas, así como la infraestructura que se encuentra a lo largo de la ruta requieren mantenimiento.

Deja una respuesta