Alimentos y Bebidas
Leave a comment

Algunas cosas que debes saber del tequila

Algunas cosas que debes de saber del tequila

Como sabes, Sierra Lago está ubicado en el municipio de Mascota, en el estado de Jalisco, al que, por su influencia en la identidad nacional, se le llama “el más mexicano de todos los estados”; entre otras cosas, Jalisco es cuna de “la más mexicana de las bebidas”, el mundialmente conocido Tequila. Cuando vengas a Sierra Lago podrás degustar un delicioso tequila mientras disfrutas de la plácida vista del lago y la montaña y reflexionar sobre algunos datos interesantes de esta popular bebida.

Las mejores formas de disfrutar el tequila

Las mejores formas de disfrutar el tequila

A pesar de que el tequila tiene la reputación de ser una bebida para fiestas, existen muchas maneras de beberlo sin hacer que tu cabeza se sienta como piñata la mañana siguiente.

En México, tierra natal del tequila, por lo general las personas lo toman puro, aunque a veces lo acompañan con sangrita. Sin embargo, fuera de México es usual que se sirva en un trago corto o shot, junto a una rodaja de lima. o limón y sal.

La «sangrita» recibe este nombre por el colo del líquido y no contiene alcohol. Si optas por ella, coloca la sangrita y el tequila en vasos separados de trago corto, o «caballitos», y bebe por turnos el tequila y la sangrita.

Recomendación: Escoge un tequila añejo, tienen una mejor degustación y son a menudo comparados con el coñac. Suelen ser más caros que los reposados o blancos, aunque no demasiado. Puedes encontrar un buen añejo por menos de 50 dólares americanos. Se beben a temperatura ambiente, pues el hielo diluye su sabor.

Recomendación 2: Escoge un tequila hecho 100 % de agave. Hay tequilas «mixtos», que están hechos de por lo menos 51 % de agave y son fortificados con azúcar. Evítalos, pues no tienen el sabor puro del tequila.

Protocolo de Degustación

Protocolo de Degustación

 Si eres el tipo de persona que disfruta pensar en degustar el tequila de la manera correcta, aquí te decimos cómo lo hacen los expertos.

Vacía 28 ml (1 oz) de tequila en un caballito o copa. Sostén la copa por el tallo (no del cuerpo), levántala a nivel de tus ojos y observa el color del tequila. Agita suavemente el vaso con tequila. Observa cómo se adhiere a las paredes del vaso y busca el efecto de «collar de perlas».

Toma un sorbo pequeño, saboréalo en tu boca por unos 10 segundos, permitiendo que el alcohol viaje a diferentes partes de tu lengua. ¡Bebe y repite!

Elegante, ¿no?